28.9.07

Entre las búsquedas.


*
El primer día, cuando ya regresabamos una pava nos empezó a hablar. Nos pregunto amablemente en que hablabamos..........que si eramos rumanas!!!!¡¡¡RUMANAS!! Clara le respondió amablemente es español, seguramente usted ha escuchado el español del sur, nosotrrrrrras hablamosss el del norrrrrrrrrte.
Cogió el mismo bus que nosotras, nos contó que se iba a una fiesta ese día, que Estrasburgo fue la ciudad de su primer amor y por eso se quedó, de sus hermanas, y como no del tiempo, típico tema que anima cualquier conversación.


**
Ya he comentado que el segundo día, conocí a una finlandesa, se llama Paula. Pues, como fui tan maja, me pidio mi email. Pero, yo que soy tan balurda, no le pedi el suyo, pero le escribi mi dirección y mi telefono. Clara me sermoneo. Si te piden tu mail, pide el suyo. No estoy preparada para la vida moderna!!!
Luego, después de mi superbúsqueda superintensa, sólo me preguntaba: "¿Dónde estará la finlandesa?"


***
A la vuelta ese mismo día, 1) Nos hicimos amigas de una española que vivia desde hacia 40 años en Alemania, tenia ya el acento alemán. Bastante maja, a ver, hablaba nuestro mismo idioma, hasta se había comprao una bolsa de patatas pal camino, como nosotras.
2) Nos hicimos amigas de una chica que tanto física como personalmente se parecia a Élodie. Bastante maja aunque sosa, alemana pero habitante de Estrasburgo. Esta vez fui espabilada y le pedí yo el email..............y ella me pidió el mío.


¿Dónde andará la finlandesa?

2 comentarios:

J. dijo...

Dejas Bien a Élodie: bastante maja pero sosa.


¿Pero tu que vas a coger un mail de otra persona? A ti que te escriban.

No cambies.

Aquí llueve. ¿Allá?

jon dijo...

si es que tenéis una pinta de rumanas de la ostia.

¿por que será que a sandrita le confundieron tambien con una rumana? lo tenéis en los genes...